Austria (i): Viena, Wien, Vienna… Mozart

Austria (i): Viena, Wien, Vienna… Mozart

El viaje desde BCN ha sido bueno, con alguna anécdota graciosa, desde el punto de vista de Tania, yo todavía le sigo buscando la gracia… En el avión un zumo de tomate, con su sal y pimienta, acabó vertido sobre mis pantalones… ¿Tronchante?

Llegados a Viena lo primero fué entrar en la oficina de turismo del aeropuerto y hacernos con un mapa de la ciudad… ¡Viena es enorme! Es una ciudad muy grande, pero por suerte con una gran red de transporte público, gracias a sus seis lineas de metro, autobuses, a su mas de cuarenta lineas de tranvía y alguna más de autobús.

StephansdomCogímos un autobús que por 6 € nos llevó a una de las principales estaciones de Viena, Westbahnhof. Esta estación esta cerca de nuesto albergue el Do Step Inn. Sin embargo, llegados a él, nos indicaron que nuestras dependencias no estaban allí, sino en un piso de la calle Witchtelgasse. Así que volvimos a la estación y nos preparamos para coger el metro, no sin antes comprar una Vienna Card. Esta tarjeta cuesta 16.90 €, por cuatro dias en los que puedes usar cualquier transporte público, además de disponer de cupones y descuentos en la gran mayoría de museos, cafeterías y restaurantes. Si vais a estar unos dias, no dudéis en comprarla desde el principio.

Pues cogímos el metro (U6) hasta Alser Strabe y de ahí la linea 43 hasta Wattgasse. Por fín en nuestra habitación. Los edificios, pese a ser nuevos, tienen un aspecto antiguo. Son grandes casonas, con ventanas blancas (en su gran mayoría), tienen un asepcto victoriano, que hace que la ciudad parezca antigua, pero en su mayoria se tratan de cómodos edificios modernos.

Al siguiente dia nos hicimos con una pequeña mochila a la espalda y la cámara de fotos para ir a recorrer la ciudad. Llegamos a la parada de metro de Schottentor, mediante la linea 43 de tranvía. De ahí empezamos a caminar por el Ring, pasando por el Parlamento, el Volksgarten, la plaza de Maria Teresa para llegar a Opernring y de ahí a la Karntner Strabe, el inicio de nuestro recorrido turístico. Seguímos un recorrido de la guía de Austria Lonely Planet.

El conciertoDesde esta calle avanzamos en dirección a la Stephansplatz. Mientras caminamos por esta comercial calle, plagada de tiendas y terrazas, nos vimos asaltado por un tipo vestido de Mozart. ¡Claro que esperábais en el 250 aniversario de Mozart! Este joven nos vendió dos entradas para ir a un concierto de ópera, música y ballet. Por sólo 36 € por cabeza.

El concierto era esa misma noche, os puedo decir que durante el dia nos íbamos haciendo a la idea… Ir a un concierto en Viena… imaginábamos un teatro, como el Staatsoper de la ciudad, pero la verdad es que era una sala pequeña, donde más de cien personas estabamos apiñados. El escenario era muy pequeño, no más de 12×4 metros, por lo que los bailarines de ballet eran más equilibristas que cualquier otra cosa.

Pese a la decepción, por lo feo del lugar, la música no sonaba mal y la mezzosoprano tenía una buena voz que transportaba. Buena experiencia, aunque hubiésemos preferido pagar algo más e ir a un teatro de verdad. Por cierto, el lugar era el Palais Palffy, donde Mozart tocó a los seis años. Para ir a escuchar música os recomiendo los Mozart Concerts que se celebran en el Viena State Opera

Siguiendo con la visita de la mañana, visitamos alguna de las fuentes y monumentos a pie de calle, lo mejor es echarle un ojo a las fotos: Donnerbrunnem, Kapuzinerkirche, American Bar y un tronco lleno de clavos, en la misma plaza de la Dom. En este tronco los herreros de la época clavaban un clavo antes de salir de la ciudad para que les trajera buena suerte.

La gran catedral de Stephansdom es inmensa e impresionante. Con una fachada cargada de decoración y un interior digno de visitar. En él varios personajes de la época de su construcción emergen de las paredes en una especie de juego de los constructores de la misma.

La Stephansplatz

De la Stepahnsplatz, pasando por delante de la Haas Haus, donde todo el mundo hace una foto a sus amplios ventanales donde se refleja la catedral, se llega a Graben, otra calle comercial, en cuyo centro se observa el Pestsaule, un monumento a los 75.000 víctimas de la peste negra que murieron sobre el año 1673 en Viena.

Girando por Kohlmarkt llegamos a la puerta de Hofburg, el palacio. Aquí estuvimos visitando los amplios jardines del mismo, Rathaus. Así como accedimos al museo de Neue Burg, Palacio Imperial, donde podéis disfrutar de los museos de Éfeso, de la colección de armas y armaduras y por último de la colección de instrumentos. Este último muy recomendable con audioguía.

PraterSeguímos deambulando un poco por el centro Innere Stadt y volvímos a la Stephansplatz para coger el metro e ir al Prater.

El Prater es un gran parque de atracciones de acceso gratuito, donde se paga por las atracciones que quieras. El mayor atractivo turístico, a parte del agradable paseo que ofrece, es una enorme noria, la Reisenrad, construída en 1897. Esta noria sale en una de las escenas más famosas de la película El tercer hombre.

Otra de las cosas más interesantes del parque son las esculturas humanas atrapadas en extraños sucesos, ved las fotos. De aquí, molidos, volvímos bajo la lluvia a nuestra habitación donde caímos rendidos.

Figuras humanas

Share this Story

4 Comments


  1. pakus

    25 Agosto 2010 at 4:29

    Gran artículo el de Nacho Solana (ver link anterior) estoy muy de acuerdo en todo lo que dice, sobretodo en la parte de que no es que todo fuera pésimo sino que el verdadero problema es que juegan levantando unas expectativas que luego no tienen la preocupación de mantener. Eso hace que te sientas estafado…

    El día que vuelva, seguramente pagaré los 70 €.

  2. Juan fernandez

    25 Agosto 2010 at 0:44

    Estimado colega,
    A pesar de haber disfrutado enormemente de Viena, yo tambien he ido a uno de esos maravillosos timoconcerts de Viena. Te recomiendo que leas esta opinion que he encontrado por internet y hagas una pequeña reflexion y seas sincero contigo mismo. Tu tambien habias comprado entradas para el Teatro con Ballet y Orquesta? o por el contrario esperabas 5 amiguetes tocando y 2 equilibristas sobre una tarima por SOLO 36 EUROS?.

    http://www.facebook.com/note.php?note_id=139118746101628

    Esperando y deseando que nadie mas sea timado como lo fuimos mi novia y yo en nuestro paso por Viena.

  3. Lesley

    1 Septiembre 2006 at 13:46

    Claro q debo empezar por la anecdota que me vas a disculpar paco pero ha de haber sido chistosisima jajajja (tania por reirte ni habras tomado foto, eso debio quedar pa la historia jajjaa)

    Estoy por aqui leyendo sobre su paseo o “vagaciones” suena mejor jajjaa y pues se ve q se la pasaron super, me gusta leer los relatos de uds, lo hacen de una manera que parece q estuve ahi 🙂 …… pues ahora ya de regreso, espero y me hayan extrañado tan si quiera pokito eh……Las fotos son preciosas….
    Un abrazo fuerte para los dos
    Lesley

  4. Laura

    1 Septiembre 2006 at 11:05

    1º Si que es tronchante lo del zumo de tomate…todavía me estoy riendo….Me recuerda a “alaaaa!”…”shhhhh”…ya sabeis a que me refiero verdad?

    2º Las fotos son preciosas y parece ser un destino muy interesante..

    3º Besikos y adeu! jeje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *