De vuelta

Ufff. El síndrome del folio en blanco, bueno, mejor dicho de la pantalla en blanco… ¡Hace tiempo! ¿verdad? Pues si, aproximadamente un mes, un mes llevo sin escribir, sin dejaros saber sobre lo que acontece a este padre y su hija.

Resumiendo, resumiendo mucho, todo bien. Naira y yo pasamos momentos y grandes momentos. Nos vamos conociendo, algo que jamás imagine que pudiera ser tan bonito, conocerse. El hecho de que oiga mi voz, o me vea y su cara se torne en una sonrisa enorme. ¡Esa es la mejor contraprestación!

Mucha dedicación, paseos dentro de casa para dormirla, bibes eternos, cambios de pañal y muchos, muchos momentos de juegos, de estimulación, de cantar, de explicarle cosas: ¿que es el sol? ¿que día hace hoy? ¿donde esta mami? ¿que vamos a hacer? ¿porque no debe llorar a papi?

Cuando empezaba a escribir esta entrada tenia claro de que iba a hablar… si, amig@s, aquí también, del cambio de presidente en los EEUU, sin embargo, es decir algo de mi princesa, y una irrefrenable locuacidad surge del rincón mas inesperado.

He asistido a la última recta sobre las elecciones de Estados Unidos, que por suerte han acabado dejando tras de si, lo que algunos llaman, el Obama Lag (refiriéndose al jetlag).

He leído mucho sobre Obama, no tanto sobre McCain porque el tipo no vende tan bien, resulta que su primera impresión no atrae, además es republicano y arropado por su segunda Sarah Palin, da miedo. Lo dicho he leído sobre el nuevo presidente de los EUA, he visto muchos de los reportajes y he leído la transcripción de sus discursos.

Debo decir que me parece un tipo excepcional… ¿porque? Por su carisma, por la forma que ha tenido de generar ilusión. de convencer al 66% de la población estadounidense para votar, por el hecho de haber vencido unas elecciones… No volveré a repetir el hecho de que sea ‘de color’, ‘negro’, ‘afroamericano’ o como queráis llamarlo.

Para mi, lo que cuenta, es la ilusión, las expectativas que ha logrado crear a su alrededor. Expectativas que ahora deberá cumplir, sin duda. Pero no direis que no ha sido increíble. Que tanta gente se haya visto envuelta por su forma de hablar, por sus contenidos, por una imagen fuerte y poderosa… un líder… Barack Obama.

Sólo la historia podrá juzgar a este personaje. Al igual que la historia ya se ha hecho eco de que 40 años después de Marthin Luther King fuera asesinado, 140 años después (1865) de la abolición de la esclavitud en EEUU, un hombre negro se haya convertido en el Presidente de los Estados Unidos.

Mucha suerte y de veras espero que las expectativas se cumplan… creo que aunque me pilla lejos… es todo un ejemplo.

Share this Story

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *