Dia del Padre

Ayer estaba jugando a bàsquet, era la semifinal del torneo 3×3 que organiza el Univers por estas fechas. Jugábamos contra un equipo llamado 007, que no estaba pegando una buena paliza. Acababamos de empezar la segunda parte del encuentro, perdíamos de 10 puntos, cuando se me ocurre la “¿brillante?” idea de entrar a canasta.

En mi camino me encuentro con un armario empotrado, lo piso, se dobla mi tobillo, y ¡Ay! A conocer el Hospital Clínic: esguince de tobillo nivel 1, 5 dias de reposo absoluto.

No es un buen inicio ¿verdad?. Por cierto, no se si lo recordaréis, pero hace algo mas de dos años, durante el primer embarazo de Tania, me rompí la clavícula jugando a futbol En este segundo embarazo he ído a por algo menos doloroso. Creo que he iniciado una curiosa tradición 😛

Sin embargo hoy, dia del padre, me siento muy bien. Como me he quedado solito en casa he empezado a recordar, a revisar en mi memoria los dias en los que mi pequeña Naira no habia nacido todavia, en como la esperábamos. Hoy es un toda un trastito simpatiquísima, muy activa y que habla por los codos, hoy es mi hijita y yo soy su PADRE

Todavia no se donde dan cursos de esto, ni tan siquiera se, si existen calificaciones como padre, es decir, un lugar donde puedas ver que tal lo estas haciendo… sin embargo, si se, que es uno de los mejores roles del mundo, desbancando así al de pareja de Tania, que ahora es el segundo (lo siento fea). Ser padre es increíble, toda esa responsabilidad, todas esas preguntas, todo ese cuidado, pero también todo ese cariño, todo ese amor sin limites que mi hija me reclama.

Pronto, además, aumentaremos la familia, nuestro cosit@ vendrá a hacer compañia a Naira, a devolvernos a las noche sin dormir, a los cambios de pañal continuo, a los llantos de comunicación… ¡Otra vez!

Y otra vez, volveremos a ilusionarnos con sus sonrisas, con sus primeros gateos, los primeros pasos, con el primer contacto entre los hermanos, con las primeras palabras… Os aseguro, que habiendo pasado una vez por esta experiencia, todo ha sido mucho más gratificante que las noches sin dormir…

Así que hoy me he regalado todos esos recuerdos, todos esos pensamientos. Toda esta felicidad.

PD: Naira ha venido del cole y me ha traído un regalito. Se trata de una foto suya sobre un fondo de papel pintado. El papel lo ha pintado ella con sus manitas… FELICIDAD

Share this Story

One Comment


  1. tania

    21 Marzo 2010 at 17:56

    No hacia falta que continuases una tradición absurda y dolorosa para ti, pero para mi también es algo molesto porque tengo que estar pendiente de ti…ahora no lo es mucho y te vales un poquito más por ti solo pero a veces tengo que estar también por Naira y no puedo repartirme. Recuperate pronto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *