El experimento Bacon

Paseando hoy por la red he encontrado este artículo que me ha llamado mucho la intención. Para resumir, aunque os recomiendo leerlo, resulta que un chico, de nombre Jose, coincidió con una tal Maria en un pub de Valencia.

Tras hablar un rato con ella quedo prendado de tal mujer pero cuando ella se despidió olvido pedirle su número de teléfono. Así pues, al día siguiente se dio cuenta de que la que podía ser “la mujer de su vida” había pasado ante él sin poder volverla a encontrar.

Y sin venirse abajo decidió poner en práctica un experimento con el número Bacon. Este, que también explica Jose en su artículo, consistió en coger un actor al azar, Kevin Bacon, y recorrer toda la IMDB (Internet Movie Database) de actores, de forma que si otro actor había actuado con Kevin se le asignaba un número Bacon 1, por ejemplo Julia Roberts es Bacon 1, si no lo había hecho, pero si que había actuado con un actor que a su vez había actuado con Bacon, entonces su número Bacon era el 2, por ejemplo Ronald Reagan… y así sucesivamente.

Algunos curiosos son el papa Juan Pablo II con un Bacon 4 y Adolf Hitler con un Bacon 3, que también podeis ver en el enlace de la Wikipedia.
El resultado és que en medía todos los actores tenían un Bacon de 2.9466… Vamos que el mundo es un pañuelo. Suerte Jose.

Share this Story

One Comment


  1. […] ¿Realmente existen las coincidencias? No quisiera ser yo quien diera una respuesta a tan complicada pregunta. Pero es ampliamente aceptado que las coincidencias son fruto del azar. Sin embargo días como hoy o ejemplos como El experimento Bacon, pueden llevarte a plantear que no todo es tan “aleatorio” como parece. […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *