Y venia yo escuchando…

… a un desconocido Joaquín Sabina que por 1981 cantaba junto a Javier Krahe y Alberto Pérez en el sótano de un bar madrileño del que tomaron el nombre el grupo y el disco, La Mandrágora.

Hicieron un único álbum en que los tres ponían voz a diversas letras, suyas o de terceros, y que en algún momento cayó en mis manos. Me gusta la grabación desenfadada y muy divertida que hicieron. Os recomiendo las canciones Un burdo rumor, La tormenta y Un santo varón. Aunque tampoco tiene desperdicio Nos ocupamos del mar.

Tras este álbum cada uno siguió su camino y la verdad es que a ese desconocido Sabina le fue muy bien. Para mi es uno de los mejores cantautores, me encantan sus letras y, sobretodo, su interpretación, en la cual llego a creerme que ha sido protagonista de la propia canción.

En el vídeo os dejo una de esas canciones en las que parece que Joaquín fue la víctima de su propia letra.

Share this Story

2 Comments


  1. pakus

    24 Agosto 2010 at 18:44

    Ostres jo 25 no, però potser fa 10 que l’escolto… m’encanten. Després dels tres ni Krahe ni Perez m’han tornat a agradar, però en aquesta gravació, tan poc professional (amb trencadissa i riures) m’ho passo genial 😛

  2. JL

    24 Agosto 2010 at 14:36

    Fa 25 anys que sento periòdicament aquest recull de petites obres d’art. I no deixo d’embaladir-me amb temes com els que comentes, especialment “La Tormenta”, “Nos ocupamos del mar”, una cançó que realment fa senti, i sense oblidar “La Hoguera”. Ah! A destacar la trencadissa de gots… 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *